A pesar de que la idea de Unión en Europa siempre ha estado de una y otra forma en el pensamiento de los filósofos, lo sucedido en la II Guerra Mundial, como he apuntado en el post anterior ¿Sabes cómo nace el proyecto europeo en el que estamos involucrados?, crea en los representantes europeos la conciencia y la fuerza para buscar una solución pacifica que permita que sus pueblos viviesen sin conflictos.

Pascal Fontaine dice en Doce lecciones sobre Europa  “quienes se habían opuesto al totalitarismo durante la guerra estaban decididos a poner fin al odio y la rivalidad entre las naciones de Europa y a crear las condiciones para el establecimiento de una paz duradera. Entre 1945 y 1950, una serie de valientes estadistas, entre los que se cuentan Robert Schuman, Konrad Adenauer, Alcide de Gasperi y Wiston Churchill. Emprende la tarea de persuadir a sus pueblos de la necesidad de entrar en una nueva era y de crear nuevas estructuras en Europa Occidental, basadas en los intereses comunes y asentadas en tratados que garanticen el Estado de Derecho y la igualdad de todos los países”.

De esta manera, el ministro de Asuntos Exteriores francés, el europeísta Robert Schuman propone la creación de la paz mediante la firma de las principales potencias continentales enfrentadas, Alemania y Francia en el acuerdo de la CECA.

En el texto del Tratado de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero leemos:

“ CONSIDERANDO que la paz mundial sólo puede salvaguardarse mediante esfuerzos creadores proporcionados a los peligros que la amenazan,

CONVENCIDOS de que la contribución que una Europa organizada y viva puede aportar a la civilización es indispensable para el mantenimiento de relaciones pacíficas,

CONSCIENTES de que Europa sólo se construirá mediante realizaciones concretas, que creen, en primer lugar, una solidaridad de hecho, y mediante el establecimiento de bases comunes de desarrollo económico,

PREOCUPADOS por contribuir, mediante la expansión de sus producciones fundamentales, a la elevación del nivel de vida y al progreso de las acciones en favor de la paz,

RESUELTOS a sustituir las rivalidades seculares por una fusión de sus intereses esenciales, a poner, mediante la creación de una comunidad económica, los primeros cimientos de una comunidad más amolla y profunda entre pueblos tanto tiempo enfrentados por divisiones sangrientas, y a sentar las bases de instituciones capaces de orientar hacia un destino en adelante compartido,

HAN DEDICIDO crear una Comunidad Europea del Carbón y del Acero”

En definitiva, la unión de Europa no surge con un interés económico sino político, la unión no es simplemente  un espacio sólo de mercado. Esta idea es errónea. La motivación con la que se inició este proyecto se fundaba en una palabra PAZ, y esa es una cuestión política, no económica.

Me gustaría que compartieras conmigo tu opinión, puedes hacerlo mediante la opción de los comentarios que encontrarás al final de este post.

Gracias. 🙂

Fuentes:

Gómez Sánchez, Yolanda. La Unión Europea en sus documentos.

Fontaine, Pascal. Doce lecciones sobre Europa. http://bookshop.europa.eu/es/doce-lecciones-sobre-europa-pbNA3110652/

Tratado de la CECA: http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=CELEX:11951K:ES:PDF

Anuncios

2 comentarios sobre “Objetivo: la paz en Europa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s