Importancia del Parlamento Europeo

¡Hola!

Hace unos días hablábamos de las elecciones europeas en este artículo. Hoy me gustaría continuar esta reflexión centrándonos en la importancia del Parlamento Europeo.

A veces (muchas veces) parece dudosa la importancia de su actividad. Intentaré disipar un poco esta idea-titular. Desde mi punto de vista, el principal problema para entender el funcionamiento de la Unión es la dificultad de comprender el esquema completo del Sistema Institucional.

Normalmente, solemos identificar el Sistema Institucional europeo con el nuestro, con el nacional. Y esto hasta cierto punto es idóneo. Pero siempre que nos refiramos al funcionamiento de las Instituciones Europeas tenemos que tener en cuenta un factor importantísimo que es que esta Organización Internacional basa su configuración en dos ideas “contradictorias”: intergubernamental y de integración  (como hemos explicado aquí y aquí). Esta idea repercutirá en todo el desarrollo de la Unión.

De este modo, el Sistema Institucional europeo consta de una serie de Instituciones

  • La Comisión Europea = es el gobierno de la Unión. Se encarga de gestionar los asuntos comunes europeos.
  • El Parlamento Europeo = como un parlamento de un Estado Democrático. Encarna el principio democrático.
  • El Consejo Europeo = como un Senado (Cámara de representación territorial). Su interés se centra en la  defensa de los intereses nacionales.

*En este caso, no creo que ayude la comparación con el Senado español, porque nuestra Cámara territorial dista mucho de cumplir esa misión que se le ha encomendado. Así que, no hagas esa comparación, porque sino puede que te confundas.

Hay más organismos, pero de momento nos centraremos en estos tres. 😉

Mira esta infografía facilitada por la web del Parlamento Europeo.

6ed607065bf8f1a0d5efdb3a521919de (1)

Centrándonos plenamente en el Parlamento Europeo, el artículo 10.2 del Tratado de la Unión Europea (TUE) establece que los ciudadanos estarán directamente representados en la Unión a través del PE. Es decir, nos habla del principio democrático.

Desde el inicio de esta aventura europea se ha mantenido como objetivo que la integración europea se base en una  “una unión cada vez más estrecha entre los pueblos europeos”,  tal y como figura en el Preámbulo del Tratado de Lisboa.

De esta manera,  la democracia representativa y el pluralismo político, consagrados en el Tratado de Maastricht de 1992, se convierten en condiciones indispensables para adquirir la condición de Estado Miembro de la UE.

El Tratado de la Unión Europea (art. 49) exige para solicitar el ingreso como miembro de la Unión la observancia de los valores de respeto a la dignidad humana, libertad, democracia y respecto a los derechos humanos (enunciados en el art 2 TUE).

Por su parte, el Tratado de Lisboa declara que el funcionamiento de la Unión se basa en la democracia representativa, que se materializa en el PE.

Un poco de Historia para entender su evolución: 😀

En los tratados CEE y CECA, el PE recibía la denominación de “Asamblea” pero en 1962 se autodenominó “PE”, término que fue acuñado por el Acta Única Europa de 1987.

Esta institución, que inicialmente que inicialmente que inicialmente tenia un carácter consultivoejerce en la actualidad el poder legislativo y presupuestario con el Consejo (art 14.1. TUE) además de otras funciones de control político y de carácter consultivo.

¿Has visto la progresión? ¡Pero aún hay más! Te decía en el artículo anterior que el Tratado de Lisboa (que es el último que tenemos, es el que remplazó “la fallida Constitución Europea”) ha aumentado la capacidad de influencia del Parlamento en la toma de decisiones de la Unión.

En este enlace tienes una infografía que explica muy bien este cambio.

“El Tratado de Lisboa aumentó la capacidad de la UE y de su Parlamento para actuar y pronunciarse. Amplió las plenas competencias legislativas del Parlamento a más de 40 nuevos ámbitos, como la agricultura, la seguridad energética, la inmigración, la justicia y los fondos de la UE, y lo puso en pie de igualdad con el Consejo, que representa a los Gobiernos de los Estados miembros. El Parlamento también obtuvo competencias para aprobar la totalidad del presupuesto de la UE junto con el Consejo.”

Como conclusión, el Parlamento Europeo cada vez se parece más a un Parlamento nacional. No es posible la comparación al 100% porque el juego político europeo es distinto al de un Estado-Nación. Hay que tener muy presente lo que te recordaba al principio: la Unión Europea es un sistema con dos almas: la intergubernamental y la federal. Por tanto, ni es una Organización Internacional (alma intergubernamental) al uso ni es un Estado-Nación (alma federal). Estamos a medio camino, por eso su Sistema tiene ambos tintes. Pero como habrás podido darte cuenta, nos encaminamos hacía una estructura federal, hacia una estructura que conocemos mejor, la de un Estado-nación. 😉

Seguiremos hablando más y mejor del Parlamento Europeo en próximos artículos. 😀

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s